Error loading Partial View script (file: ~/Views/MacroPartials/CargaImagenTextoCabecera.cshtml)

 

 

 

PABLO SEGARRA  NOTICIA 04.11.2021 - 09:58H

 

Créditos revolving: 5 claves para no sufrir tipos de interés desorbitados

 

Desde Asnef  advierten que "al pedir un crédito no solo recibiremos una cantidad determinada de dinero, sino que estamos aceptando unas condiciones de devolución que nos comprometemos a cumplir".

Los expertos financieros subrayan la "flexibilidad y rapidez" de los créditos revolving frente a otros préstamos, pero alertan de sus riesgos si no se tienen en cuenta sus condiciones.

 

Miles de españoles se ven tentados a diario, o forzados por su situación económica, a solicitar créditos para hacer frente a sus compromisos financieros (ya sea del pago del alquiler o de la hipoteca, del agua, de la luz, del gas, de la gasolina, de los alimentos...).

Por ello, la solicitud de un crédito representa, sin duda, una decisión importante y que debe ser analizada y sopesada para evitar riesgos que nos pueden provocar un trastorno a nuestra situación económica, en lugar de aliviarnos. 

Así, según aseguran a 20minutos fuentes de Asnef (la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito), "al pedir un crédito no solo recibiremos una cantidad determinada de dinero, sino que estamos aceptando unas condiciones de devolución que nos comprometemos a cumplir". Además, dentro de la industria del crédito al consumo, hay diferentes tipologías de créditos entre las que podemos elegir, cada una con sus propias características.

Por ello, según recalcan desde Asnef, "es clave identificar qué tipo de crédito se adapta mejor a nuestras necesidades, así como evaluar nuestra situación financiera antes de solicitar uno". Uno de los préstamos de los que más se habla últimamente son los conocidos créditos revolving, "gracias a la flexibilidad y rapidez que presentan frente a otros créditos tradicionales", subrayan las fuentes.

Los expertos de Asnef han elaborado un listado con cinco aspectos a tener en cuenta antes de solicitar un crédito revolving.

1.Qué es y cómo funciona un crédito revolving

El crédito revolving es un tipo de financiación diferente al clásico crédito al consumo. Este da la posibilidad de una línea de crédito, rápida, flexible y renovable, que te permite tanto el pago de bienes, como la obtención dinero. 

"A diferencia de los prestamos tradicionales, (que requieren presentación de documentación y un tiempo de análisis para su obtención) te proporciona una cantidad determinada de dinero que debes devolver en cuotas predeterminadas, disponiendo de dinero cuando quieras y devolverlo en plazos mensuales adaptados a tus necesidades", explican desde Asnef. 

En caso de querer hacer pagos o reembolsos anticipados para minorar la deuda y por tanto de pago de intereses, confirma con tu entidad la manera de poder efectuarlos, aconsejan los expertos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito.

Una vez utilizado y devuelto el crédito, podrás volver a disponer de él cuando lo necesites sin necesidad de realizar una nueva solicitud. En este sentido, estos créditos responden a un sector del mercado del crédito más personal y diferenciado, más amplio y general del crédito al consumo.

"El crédito revolving tiene un límite máximo que autoriza tu entidad. Una vez agotado, si no se amplía el mismo, no podrás seguir realizando disposiciones", recalcan. Desde Asnef aconsejan "vigilar tu endeudamiento, pues en función del mismo pagas intereses".

2. Qué diferencia este tipo de préstamos de los tradicionales

Frente a la rigidez de los préstamos, que requieren un proceso de obtención que incluye presentación de documentación, valoración y aceptación en cada caso, los créditos revolving tienen la capacidad de renovarse y adaptarse a todas tus necesidades. Esto se consigue gracias a la obtención de una línea de crédito en la que solo pagas la cuantía que has utilizado. Además, basta con su mera disposición y posterior pago para que se renueve la línea de crédito de forma automática. Esta flexibilidad te permite el pago adaptado a tus intereses mediante cuotas mensuales; el importe inicial de las cuotas no es fijo ya que varía en función de las condiciones y de cuánto dinero se haya utilizado.

Es decir, dentro del límite concedido, el crédito revolving te permite disponer del mismo para efectuar tus compras de forma instantánea, sin tener que recurrir al proceso de formalización de un préstamo tradicional. No obstante, es importante que hagas un uso responsable del revolving, ya que el tipo de interés es superior al préstamo tradicional.

3. Infórmate del tipo de interés y compara con el préstamo tradicional

Es importante conocer el TAE o el TIN (los tipos de interés) del contrato, así como el impacto para nuestra economía cuando se incremente la deuda.

"La previsión inicial de las cuotas mensuales y de los intereses que vas a pagar es un elemento básico que hay que valorar tanto en la contratación como en la modificación del crédito revolving", advierten desde Asnef. 

Al respecto, agregan: "Si necesitas ayuda para conocer los distintos escenarios que se pueden presentar al contratar un crédito de este tipo, el Banco de España ha creado un simulador gratuito para calcular las fechas de vencimiento de las últimas cuotas".

Nuestra entidad financiera, conforme a lo señalado, en cada liquidación de intereses, nos debe informar de forma clara y detallada del importe o cuantía total de los intereses que deberás pagar por el crédito solicitado y de la deuda pendiente en ese momento, subrayan los expertos de Asnef.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha advertido esta mañana de que el organismo que dirige anticipa "una revisión significativa a la baja" del crecimiento económico previsto para este año.

4. Conoce tu situación financiera: solvencia e historial de crédito

Los hábitos financieros que se tienen a lo largo de nuestra vida determinarán la concesión del crédito. Las posibilidades de recibirlo están sujetas al análisis y evaluación de nuestra solvencia, capacidad económica e historial de crédito. 

En este contexto, se debe tener en cuenta que la concesión del crédito o préstamo no es automática y nuestra solicitud debe estar ajustada a nuestras necesidades y también a nuestros recursos económicos personales. 

"Es importante ser conscientes de que un crédito responsable comienza con la propia solicitud: debemos analizar nuestra situación financiera y organizar nuestro calendario de pagos para estar seguros de que podremos realizar la devolución del préstamo sin problema", aseguran desde Asnef. En ese sentido, alertan: "No hagas un uso compulsivo del crédito endeudándote de forma excesiva".

5. Conoce lo que firmas

El valor de la transparencia es clave para generar confianza a la hora de contratar cualquier clase de préstamos. Por ello, es clave que nos informemos sobre las entidades que presentan unas condiciones de manera clara y transparente, para que podamos tomar una decisión de manera informada, consciente y responsable

Para evitar sorpresas, conviene revisar si la entidad que nos ha ofrecido dicho crédito está regulada y supervisada por el Banco de España, "ya que por su conocimiento desarrollan esta actividad con un elevado grado de profesionalidad y seguridad para el cliente", concluyen desde Asnef.